10 aplicaciones para enseñar programación robótica en colegios

14/03/2017

Enseñar a los niños a programar es una tendencias cada vez más extendida en los programas didácticos de muchos profesores. Los beneficios de aplicar conceptos de programación robótica en la enseñanza no solo servirán a aquellos que, desde muy pequeños, sueñan con ser informáticos.

Su aprendizaje hará que los más pequeños de la casa se encuentren mejor preparados para su futuro profesional y puedan desarrollar un pensamiento más ordenado y lógico. Para comenzar a estimularlos desde edades muy tempranas, existen una serie de aplicaciones que enseñan cómo construir, de un modo totalmente autónomo, juegos y otras actividades, utilizando tan solo un interfaz visual o cadenas de código.

 

Principales aplicaciones para enseñar programación robótica

 

1. Lightbot Jr (4 o más años)

Esta aplicación está protagonizada por un simpático robot que debe superar varios niveles. Sus acciones las componen iconos basados en arrastrar y soltar para programar. Los movimientos de Lightbot Jr son muy simples: mover, girar, encender la luz y saltar. Tras insertar una serie de comandos en el panel, el robot se mueve iluminando los azulejos asignados. El niño debe encender las baldosas correctas para avanzar al siguiente nivel.

 

2. The Foos (5 o más años)

Esta aplicación consiguió el máximo galardón el Parents’ Choice Gold Award por ser la aplicación favorita de los padres. La interfaz permite que los niños se diviertan aprendiendo a programar a través de una serie de entretenidas aventuras. Este sistema ayuda a que los niños desarrollen la lógica y el pensamiento algorítmico.

3. Kodable (5 o más años)

Se trata de un programa creado para que los profesores puedan enseñar a sus alumnos los fundamentos de la programación durante veinte minutos a la semana. Como es de esperar, su manejo es claro e intuitivo, con el objetivo de que su esencia se pueda captar de un solo vistazo y ese corto periodo de tiempo sirva para aprender

4. Scratch Jr (5-7 años)

Esta aplicación tiene muy en cuenta el desarrollo emocional y cognitivo de los niños más pequeños. La forma en que han sido diseñados los menús permiten una iniciación a la programación robótica realmente interesante. Sin embargo, es necesario mencionar que Scratch Jr es poco intuitiva para alguien que no la conozca, por lo que se recomienda un proceso de supervisión inicial de un adulto.

 

 

5. Daisy the Dinosaur (7 o más años)

Daisy the Dinosaur es una de las aplicaciones más clásicas, conocidas y divertidas para aprender a programar. A los niños les encanta descubrir la función de cada movimiento al hacer una secuencia para que el personaje Daisy baile. El método de arrastrar y soltar es muy intuitivo. La aplicación es sencilla y totalmente recomendable.

 

6. Cato´s Hike (8 o más años)

Cato´s Hike es algo más compleja y elaborada que el resto de aplicaciones que se analizan en este artículo. La idea de este juego es programar los movimientos del protagonista con tarjetas de colores y banderas. Llega un momento en el que las conexiones de código se vuelven realmente complejas, con varios comandos para completar según qué acciones. A favor cuenta con que el trasfondo de la historia del juego es más interesante que en las otras aplicaciones mencionadas.

 

7. Hopscotch (9 o más años)

Hopscotch es una aplicación perfecta para empezar a programar. Su uso es verdaderamente intuitivo, puesto que no hay que escribir el código, sino que se arrastran bloques con código propio ya asignado. Los niños podrán diseñar sus propios escenarios y compartirlos con la comunidad de jugadores, además de probar los niveles de otros usuarios. Se sitúa como una herramienta muy útil para conocer los fundamentos de la informática.

 

8. Tynker (9-11 años)

Se trata de una aplicación para crear juegos utilizando la programación. Es tan intuitiva que los niños pueden aprender cómo funciona por sí solos, trasteando tan solo un poco con ella. Permite también controlar, por ejemplo, el robot Sphero, los drones Parrot o las luces de Philips.

 

9. Mover la tortuga (9-11 años)

En Mover la Tortuga, el niño debe indicar diferentes instrucciones a una tortuga mediante el uso de la programación. Consiste en superar niveles cuya dificultad aumenta, progresivamente, exigiendo más comandos de acción. Se trata de un buen método para que los niños aprendan y se adentren, sin darse cuenta, en fórmulas más complejas.

 

10. Cargo-Bot (10 o más años)

En este juego el objetivo es mover un brazo robótico cumpliendo diversas metas. Incluye algo muy simple que muy pocas otras aplicaciones de programación tienen: un selector de dificultad inicial. El niño puede empezar en un nivel alto directamente o en uno inferior, según sean sus capacidades y sus conocimientos previos.

 

¿Quieres saber cómo se crea una propuesta didáctica para el aula? Apúntate al curso gratuito de didáctica de la programación y robótica